Inicio » Historia

Historia

Los orígenes del taxi

Historia_OldTaxi

Los servicios de pago para el transporte de viajeros existen desde hace siglos, pues el propietario de un medio de transporte, cualquiera fuere éste, aceptaba inclusive intercambiar algo con el “pasajero” para transportarle de un punto a otro. Entiéndase por ello, además de dinero, alimentos, ropa o utensilios, aunque el término taxi y su relación con un vehículo conducido por un profesional se vincula al invento del taxímetro, maquina ideada por el ingeniero alemán Wilhelm Bruhn en 1891, que mide la distancia recorrida y el tiempo que se tarda en recorrerla, permitiendo establecer una tarifa normalizada.

Y pese a que se desconoce la fecha cierta o al menos aproximada de cuándo rodó el primer taxi tal como lo entendemos hoy, resulta razonable afirmar que los primeros fueron idea de Franz Von Taxis quien, en 1504, y siguiendo el ejemplo de los correos mongoles (que ofrecían servicio postal y transportes) crea la primera línea regular de coches de posta entre Holanda y Francia.

Historia_TaximetroComo modo de determinar el costo del servicio brindado, a mediados del siglo XIX convivieron con el mismo fin el Mile-Index y el Registro Kilométrico, pero ninguno de ellos gozó de popularidad entre los taxistas, reacios a que sus ingresos fueran regulados por máquinas, por lo que el taxímetro del alemán Bruhn tampoco tuvo inicialmente mucha aceptación. Solo basta tener en cuenta al respecto que, debido a la exigencia de que el mismo se implantara, Bruhn fue arrojado al río por un grupo de conductores de taxis descontentos.

No obstante hubo que esperar hasta 1904, año en que Louis Renault inventó un taxímetro mas fiable, para que la maquinilla en cuestión, inicialmente con fichas que “caían” cada determinados metros, y ahora se registra digitalmente, fuera implantada obligatoriamente, ciudad por ciudad, país por país, en todo el mundo.

 

Etimología de la palabra Taxi

Si bien, como se ha detallado mas arriba, la explotación comercial y laboral de los primeros taxis fue idea de Franz Von Taxis en 1504, ello no debe llevar a la confusión de relacionar el apellido de este emprendedor, con la denominación que reciben actualmente, a lo largo y ancho del planeta, las unidades de transporte personalizado de pasajeros. Es decir el ‘taxi’.

Ello se debe a que la etimología del término Taxímetro (al que habitualmente abreviamos “Taxi”) deriva del idioma griego, y es la combinación de dos palabras de tal origen: TAJI y METRON.

En el idioma de Sócrates y Aristóteles, el término TAJI significa TASA, es decir lo que se cobra por brindar un servicio, y METRON, que por su parte equivale a medida, de modo que, unidos ambos, el vocablo definitivo y de actual uso significa, literalmente, “la medida en función de la distancia recorrida y el tiempo transcurrido, que determina el costo de la prestación del servicio de un vehículo con chofer”.

La historia de los taxis se remonta a bastantes siglos atrás pues variadas fuentes afirman que los primeros en contar con esta clase de vehículos fueron los griegos, y otras que fueron los romanos, donde se pagaba por el traslado con mecanismos funcionales para la época.

Como quiera que sea, lo concreto es que hoy por hoy, cuando queremos llegar rápido a destino, la expresión taxi posee un carácter universal de gran utilidad. Sería inimaginable tratar de parar uno de estos vehículos en un país cuyo idioma no dominados.
Utilidad que se amplía si tenemos en cuenta que los taxis funcionan igual en todas partes: su labor es trasladar personas de un sitio a otro, casi siempre en recorridos cortos o medios y por lo general dentro de una misma ciudad y con un espacio para equipaje.
Actualmente cada ciudad, aún dentro de los mismos países, ha adoptado o autorizado a sus taxis a adoptar colores diversos pero,  con independencia de ello, se trata de que el usuario potencial pueda divisarlos rápidamente entre el resto del tráfico vehicular.
Ventajas de los taxis
  • Servicio rápido y directo
  • Mayor comodidad
  • Más privacidad
  • Disponibilidad diaria y horaria
Curiosidades de los taxis
De acuerdo a encuestas y sondeos de opinión realizados por diversos medios de comunicación y consultoras privadas, puede concluirse que, según el público usuario:
  • Los mejores taxis del mundo son los de Londres, Nueva York, Berlín y Madrid.
  • Los más famosos son los de Nueva York.
  • Los taxistas más simpáticos son los londinenses.
  • Los menos amables, los neoyorquinos.
  • Los más antipáticos, los de París.
  • La carrera más barata del mundo es en Nueva Delhi (India).
  • La más cara, en Zürich (Suiza).
  • Las 10 ciudades más peligrosas para subir a un taxi son: Lagos (Nigeria), Nápoles (Italia), Caracas (Venezuela), Moscú (Rusia), Sao Paulo (Brasil), México D.F. (México), Bagdad (Irak), Bangkok (Tailandia), Manila (Filipinas) y Nueva York (Estados Unidos), en ese orden.
  • Venecia es única en Europa, por lo que el transporte por vías terrestre también es algo poco común. Quien no quiera alquilar una góndola o subirse al vaporetto (la embarcación pública), no tiene más remedio que hacerse con los servicios de una lancha taxi.

Taxímetro

Los taxímetros eran originalmente mecánicos y montados fuera del taxi, encima de la rueda delantera lateral del conductor. Aunque años después fueron introducidos dentro del vehículo. En los años 80 los taxímetros mecánicos pasaron a ser electrónicos eliminando, de esta manera, el familiar sonido de tictac que hacia el mecanismo de sincronización.

Actualmente en algunas ciudades emiten ticket de constancia de pago y hasta puede realizarse este utilizando opciones electrónicas como tarjetas de crédito, de débito e inclusive recursos más sofisticados via móvil o tablet.

El primer vehículo con motor equipado con taxímetro fue el Daimler Victoria (fabricado por Gottfried Daimler en 1897), entregado al empresario Friedrich Greiner del transporte de Stuttgart, que fundó la primera compañía motorizada de taxi del mundo.

Los siguientes vehículos de motor destinados al taxi, y equipados con taxímetro, comenzaron a funcionar en París en el año 1899, luego en Londres en 1903 (con el llamado French-built Prunel, construidos en Francia por Prunel) y a principios del siglo XX (entre 1904 y 1910) en Nueva York (EE.UU.) y Buenos Aires (Argentina).

De todos modos cabe advertir al lector al respecto que, hasta 1904, cuando Louis Renault reinventó el taxímetro, y lo incorporó en sus vehículos, el taxímetro no se incorporó de manera generalizada. En 1905 Renault recibe un primer pedido de 250 taxis, por tanto sus instalaciones se reorganizan y la fabricación pasa de lo artesanal a la producción en serie.

Gerardo D. Settecase