Argentina creó en los 80 el servicio Uber

Remises2_ArgentinaAun cuando en su momento fue un modo precario de contacto entre pasajero y propietario del vehículo, pues se realizaba vía teléfonos fijos y sin sofisticadas aplicaciones tecnológicas, la ciudad de Córdoba (Argentina) fue la cuna de Uber, por supuesto sin este hoy controvertido nombre, en los años ochenta del siglo pasado

Los parados compraban con sus indemnizaciones vehículos y ofrecían transportar pasajeros acordando, como aún hoy, un coste por distancia o tiempo de disponibilidad, inferior al precio de un taxi.

La proliferación y aceptación fue tan alta que el sector del taxi se vio duramente afectado y exigió su desaparición.

La respuesta del Ayuntamiento, ante el negativo efecto social que implicaba dejar sin ingresos a miles de parados, fue exigirles asociarse a centrales de contacto entre remisero (así se conoce al conductor) y pasajero -logrado con un sistema de radioaficionados-, identificar los vehículos y pintarlos de color verde.

Actualmente, y luego de marchas y contramarchas en legislación municipal, los remises deben pasar la ITV, y sus conductores pagar Seguridad Social, impuestos, tasa municipal y seguros por personas transportadas. No pueden tener paradas fijas o recoger pasajeros en la vía pública, y las licencias las concede el Ayuntamiento, pese a lo cual aún es motivo de periódicos enfrentamientos con los taxistas.

Los remises ilegales siguen operando

La Municipalidad de Córdoba confirmó que prevé realizar un sorteo de licencias para remises antes de fin de año con una la modalidad casi similar a la que se utilizó para los taxis en mayo pasado, con el fin de poner punto final al continuo crecimiento de particulares que operan ilegalmente.

César Ferreyra, secretario de Transporte de la ciudad mediterránea de Argentina, y capital de la provincia homónima, afirmó que serían más de 300 las licencias a entregar, y un grupo de éstas serán destinadas a personas con alguna discapacidad.

Según Ferreyra se reunirán con los distintos sectores representativos de los trabajadores y dueños de remises para evaluar qué criterios se tendrán en cuenta para aquellos que ya están dentro del sistema.

Víctor Taborda, del Sindicato de Remiseros de Córdoba, dijo que exigirán se considere la ordenanza municipal que establece que cada dos años se estudie el crecimiento poblacional para determinar la cantidad de vehículos necesarios, y que la modalidad de entrega sea la vigente desde el 2000, según la cual las nuevas licencias serían por “orden de mérito y acreditación de antecedentes”.

Consultado sobre la cantidad de nuevas licencias que creen que haría falta incorporar al sistema, manifestó que “son muchas” las que deberían sortearse si se toma en cuenta la cantidad de vehículos que trabajan de forma ilegal, cercanas a cinco mil unidades.

Una Respuesta de Argentina creó en los 80 el servicio Uber

  1. Jorgen Boris 06/07/2015 en 15:06

    No me sorprende

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *